La cancha

Desde 2012, Liga de Quito no retuvo a su delantero más de 1 temporada

Desde 2012, Liga de Quito no retuvo a su delantero más de 1 temporada. LDU ha enfrentado una persistente preocupación en su plantel: la posición de centro delantero.

A lo largo de los años, han tenido dificultades para mantener a sus delanteros, quienes suelen durar solo una temporada en el club, generando preocupación tanto para el entrenador, Luis Zubeldía, como para los directivos y los exigentes aficionados.

En el 2023, José Angulo, quien llegó a la institución procedente del Querétaro de México, podría continuar su carrera lejos de los universitarios en el segundo semestre.
Ante esta realidad y la necesidad de contar con un delantero centro goleador, Esteban Paz, directivo del club, descartó rápidamente tres nombres que sonaban en el entorno de los albos.

En primer lugar, se refirió a Miguel Parrales, delantero del Guayaquil City y máximo goleador de la primera fase de la LigaPro con 13 tantos. Aclaró que no ha habido ningún tipo de acercamiento o conversación, pero dejó la puerta entreabierta para una posible negociación en el futuro.

En cuanto a Michael Estrada, descartado por el Cruz Azul de México, Paz fue enfático al afirmar que «tampoco es una prioridad. Esto indica que la llegada de Estrada a Liga de Quito, en este momento, parece ser una utopía.

Por último, respecto a Rodrigo Aguirre, delantero del Necaxa de México y autor de 23 goles en 67 partidos durante su paso por Liga de Quito, Paz afirmó que «no es opción», cerrando así cualquier posibilidad de un eventual retorno del uruguayo al club.

Desde 2012, Liga de Quito no retuvo a su delantero más de 1 temporada

En los últimos años, Liga de Quito ha tenido una serie de delanteros titulares que han dejado su huella en el equipo.
En 2022, el argentino Tomás Molina demostró su valía al disputar 36 partidos y marcar 14 goles, brindando una importante contribución al ataque del club.
Antes, Luis Amarilla, originario de Paraguay, quien en 2021 jugó 31 partidos y anotó 15 goles, mostrando su capacidad goleadora y su influencia en el frente de ataque.

En 2020, el colombiano Cristian Martínez Borja se destacó con 27 goles en 40 partidos, convirtiéndose en una referencia ofensiva clave para el equipo.
Rodrigo Aguirre, proveniente de Uruguay, dejó su marca en el año 2019, con 18 goles en 38 partidos, demostrando su habilidad para encontrar el camino hacia el gol.

Hernán Barcos, el delantero argentino, tuvo dos períodos en el club, en 2018 y 2017. En la primera temporada, disputó 22 partidos y anotó 11 goles en una media temporada. En la segunda, jugó 44 partidos y marcó 26 goles, consolidándose como uno de los máximos goleadores del equipo.

Otros delanteros destacados en años anteriores incluyen a Daniel Angulo, quien en 2016 participó en 27 partidos y anotó 6 goles.
Jonathan Álvez, uruguayo que en 2015 disputó 23 partidos y marcó 10 goles en una media temporada. Félix Borja, jugador ecuatoriano, tuvo una participación en 2014 con 16 partidos y 2 goles. Gustavo Bou, argentino, contribuyó con 4 goles en 20 partidos durante el año 2013.

La salida de estos jugadores ha sido motivada por diversos factores. Ofertas económicas más atractivas de otros clubes, dificultades para llegar a acuerdos en términos de transferencia o simplemente no haber alcanzado el rendimiento esperado en el tiempo que estuvieron en el club.

Estos factores han contribuido a la dificultad de retener a sus delanteros. Han llevado a Liga de Quito a buscar constantemente nuevas opciones para satisfacer las demandas de su afición y mantener su competitividad en el ámbito nacional e internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P