La cancha

Madison Julio luchó por ser futbolista y estar en El Nacional

Madison Julio luchó por ser futbolista y estar en El Nacional . El volante de 25 años se convirtió en un jugador clave en el funcionamiento del medio campo de los puros criollos. Desde la temporada 2022 convenció de sus cualidades a Ever Hugo Almeida, DT de los puros criollos, y no quiere soltar el puesto. Se consolidó como volante de doble función.

Julio, hermano de Jhojan y Anderson, ha tenido suerte distinta a la de sus familiares. Él ha tenido que luchar el doble para consolidarse en el fútbol.

Aunque creció peloteando con sus ñaños en las polvorientas canchas del Juncal tuvo que pulular por la Segunda Categoría hasta consolidarse en el fútbol profesional.

No ha sido un trajinar sencillo. Estuvo en Liga de Quito junto a sus hermanos, pero no tuvo oportunidades. Pasó por San Antonio, de la Segunda Categoría, Deportivo Quito, Independiente Del Valle.

Luego debió irse a vivir en Ambato para defender los colores del Técnico Universitario. “Han sido años de mucha experiencia. Gracias a Dios en El Nacional me ha ido bien y el técnico confío en mi durante la campaña de 2022”, manifestó el jugador.

Madison Julio luchó por ser futbolista y estar en el nacional

Llegó a filas de los puros criollos como volante ofensivo por fuera, pero le han ido reacomodando en la posición. Se ubicó como volante de ida y vuelta. Aprendió algunos secretos de la posición de volante central jugando junto a Bryan Tana. Se convirtió en su mejor amigo.

Madison está emocionado porque este año podrá enfrentarse en Primera a su hermano Jhojan.

La última vez que compartieron  en cancha fue en diciembre. Compartieron un amistoso y allí se encontró con Renato Ibarra, otro de los amigos que estuvo desde la adolescencia junto al jugador criollo.

En filas de los criollos es querido. El preparador físico César Benalcázar siempre apoya al jugador en las actividades lúdicas en los entrenamientos. Siempre se muestra como un chico reservado.

“Se adaptó bien al grupo y es un chico que sabe escuchar. Su velocidad ha sido clave para sostener el medio campo. Fue fundamental en la campaña del año pasado”, dice el preparador físico.

El reto de los criollos este año es llegar lo más lejos en la Copa Libertadores. El equipo tiene prácticamente pie y medio en la segunda fase del torneo tras vencer 6-1 como visitante al Nacional de Bolivia. Madison Julio y sus compañeros van por más.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

 

P