La cancha

Manuel Balda, el volante preciso que necesita El Nacional

Manuel Balda, el volante preciso que necesita El Nacional. El mediocampista ofensivo tiene una precisión del 94% en todos sus pases, cifra muy seductora para cualquier club de la LigaPro. Ahora, el volante quiere volver a la regularidad que alcanzó entre 2016 y 2019.

Manuel Balda, el atacante preciso que necesita El Nacional

Nacido en Portoviejo, Balda se mudó a Barcelona en 2001, a los nueve años. Comenzó su carrera en las categorías inferiores del CE L’Hospitalet. Terminó su formación con UDA Gramenet e hizo su debut absoluto con las reservas en la campaña 2010-11. También apareció con la plantilla principal, siendo relegado de Segunda División B.

Tras varios naufragios en clubes españoles y Grecia, en 2016 fue anunciado por los ‘Puros Criollos’.

Destaca desde el principio por su buen remate de media distancia y buena asociación en el juego colectivo. Disputa la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana y a finales de 2017 se gana la cinta de capitán de los rojos.

Sin embargo, Balda volvió a titubear en el fútbol extranjero. En 2019 se trasladó a México para jugar en el Atlas, pero sus escasas apariciones hicieron que se mude al Santos Laguna. Tampoco alcanzó el nivel mostrado en el balompié ecuatoriano y retornó al país para jugar en Guayaquil City en 2021 y en Deportivo Cuenca en 2022.

En el cuadro azuayo volvimos a ver una faceta conocida de Balda. El año pasado, el jugador completó el 94% de todos sus pases. El volante ahora cumple un rol más equilibrado: se involucra más en defensa y se alejó del arco rival. Las cifras son claras: apenas sacó 9 remates en todo el 2022, con un 44% de efectividad.

Balda supera el 65% de sus regates

Balda no ha perdido su capacidad de doblegar al rival en un mano a mano, superando el 65% de sus regates y el 47% de todos sus duelos. Su protagonismo defensivo se refleja en las recuperaciones de posesión de pelota: 6.19 cada 90 minutos.

La mejor y mayor virtud de Balda es su precisión al momento de entregar la pelota a un compañero. El mediocampista de 30 años tiene una precisión del 95% en todos sus pases en último tercio (zona de finalización).

De igual manera, completa el 43% de sus pases al área rival y asegura una salida limpia desde el fondo con el 90% de efectividad de pases hacia adelante.

 

ESTAS NOTAS TE PUEDEN INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P