La cancha

El día que Moisés Caicedo quiso dejar Independiente del Valle

El día que Moisés Caicedo quiso dejar Independiente del Valle. Hoy lo buscan los clubes más poderosos del mundo. El Brighton, su equipo, no quiere soltarlo por menos de 100 millones de dólares. Pero la historia no siempre fue dulce.

En el 2015, ‘Moi’ entró al complejo del Independiente del Valle. Venía de Santo Domingo de los Tsáchilas. Su adaptación no fue rápida e incluso pensó en regresar a su tierra y no cumplir el sueño. Dejar a papá Segundo y a mami Carmén (Corozo) no era sencillo.

Moisés Caicedo tiene 10 hermanos. Uno de ellos, Marco, era amigo de Galo Rodríguez, entrenador de juveniles de IDV.  El ‘profe’ sirvió como nexo para llegar al club y fue uno de los primeros entrenadores de la figura del fútbol nacional.

‘Moi’ se presentó a las pruebas un lunes y en esa primera semana solo pensaba en volver a la cálida tierra tsáchila, en donde estaba su familia.

Cada flashback tiene un encanto. En esos primeros días que pisó Independiente, narra Rodríguez, el volante tricolor contaba que su sueño era jugar en el Manchester United.

Tímido confesaba que era admirador de Paúl Pogba y  Ngolo Kanté, futbolistas franceses. El sueño de conocerlos a ambos se cumplió cuando llegó a Brighton. Incluso pudo intercambiar camisetas con ellos y expresarles su admiración.

En aquellos duros primeros días, el sicólogo Pablo Guamán dio las alertas respecto a la incomodidad del chico. Ensimismado, nostálgico, a Caicedo le sorprendieron las normas de convivencia, los horarios, la estructura del equipo. Él estaba acostumbrado al fútbol más informal, los peloteos, la alegría de amigos y familia.

El día que Moisés Caicedo quiso dejar Independiente del Valle

«El nuevo convivir le estaba costando. Pasaba con la mayoría de chicos. Ahí entramos los formadores que luego somos amigos y hasta con rol de padres. Conversamos. Conversamos muchísimo. Le hicimo ver lo que tenía, lo que podía perder. La labor del sicólogo fue fundamental para retenerlo. Esto fue un trabajo de todo el equipo», dice Rodríguez.

En esos años, 2015 – 2016, era frecuente ver al ‘profe’ Rodríguez en amenas charlas y con evangelizadores mensajes a adolescentes inquietos. El sicólogo Guamán fue la otra parte fundamental para alertar la situación emocional del jugador que llegó a un grupo de la Sub 16 armado con chicos de procesos empezados con antelación

Rodríguez narra la historia como si fuera ayer. «Le costó un poquito por la calidad de jugadores que tenía el club adentro. Llegar a los 14, 15 ó 16 años es un poquito complejo porque está atrasado un ciclo de dos o tres años atrás porque empiezan a formarse desde la Sub 12», argumenta.

En su adolescencia Caicedo se financió su primer celular ayudando a parquear autos. Fue creciendo, Cumplió su ilusión y ahora Moi está en la vitrina del mundo. No es una casualidad. Fue trabajo fuerte. El día que Moisés Caicedo quiso dejar Independiente del Valle ya es un día lejano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

2 pensados en “El día que Moisés Caicedo quiso dejar Independiente del Valle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P